Gamificación en las empresas: 4 casos de éxito para mejorar las ventas y subir la productividad

Puede que a tu gente no le guste hacer las tareas de la casa, tener que estudiar 20 páginas del manual de procedimientos, aprenderse de memoria las nuevas políticas de la empresa y todas esas cosas “de adultos”. Pero hay algo que, sea cual sea la edad de tus colaboradores, no podrán decirte que no: jugar.

De hecho, 9 de cada 10 personas aprenden mejor jugando, por lo tanto nos encontramos con un escenario donde, al aplicar estrategias de gamificación a los procesos formativos, es posible que tu equipo de Recursos Humanos genere un entorno laboral positivo, tus colaboradores desarrollen nuevas competencias, tu empresa agilice los procesos de inducción y, sobre todo, mantengas inmersa a tu organización en un proceso de aprendizaje continuo.

La jugada está ahí: solo necesitas verla. Por eso hoy te comparto 4 casos de éxito de empresas que implementaron la gamificación para mejorar el desempeño de su gente, apuntalando el retorno sobre la inversión y la productividad más allá de.

Caso American Express: la alocada competencia para tener una empresa altamente efectiva

Incorporar un nuevo hábito a nuestra rutina toma 66 días de repetirlo, repetirlo, repetirlo y repetirlo… pero la falta de constancia provoca que 95% de las personas lo abandonen de forma prematura.

Bueno, hasta American Express tuvo ese problema cuando capacitó a toda su plantilla para desarrollar hábitos organizacionales tan básicos como pasar asistencia en el checador, enviar los Informes de Ventas antes del cierre de mes, actualizar los datos de contacto en el CRM, ¡O hasta lavarse las manos!

Tan pronto como el instructor de los cursos terminó de impartirlos, l@s colaboradores dejaron sus nuevos hábitos a un lado, ante lo que American Express entró en cuenta de que sería muy complicado “cambiar el chip” en todos los departamentos. 

Consciente de que era urgente innovar, la solución del equipo de RRHH fue implementar un juego donde todos los equipos cumplían con distintas “misiones” a cambio de monedas virtuales que, más tarde, podían intercambiar por cromos/estampitas para completar un álbum digital.

¡Y vaya que la estrategia resultó exitosa! Al convertir el proceso de generación de hábitos en tareas gamificadas, American Express desató una alocada competencia por llenar el álbum, provocando que, en apenas un mes, todos los indicadores de desempeño mejoraran en un 86% y 7 de cada 10 personas generaran hábitos positivos.

Caso Deloitte: el arte de presumirle al mundo tu desarrollo en capacitación gerencial y liderazgo

Para Deloitte, la capacitación de su personal en cargos de Gerencia representaba un reto clave para el desarrollo de la compañía en 2013, por lo que el departamento de Recursos Humanos decidió crear la Deloitte Academy: una plataforma de aprendizaje para que l@s ejecutivos desarrollen nuevas habilidades de gestión, aprendan las prácticas más vanguardistas de la industria y construyan perfiles de mando competitivo.

Sin embargo, la empresa se topó con que la extrema carga de trabajo, el exceso de estrés y la enorme cantidad de juntas por atender no permitía que l@s ejecutivos se concentraran en sus procesos de formación y que el aprendizaje continuo no fuera su máxima prioridad (tal y como ocurre con 81% de las personas en puestos de mando).

Tazas de café más, tazas de café menos, la consultora añadió una función de “check-in” a los cursos, donde se recompensaba a l@s colaboradores por “registrarse” en los talleres al mostraba un leader-board con medallas que podían “presumir” de manera pública.

Los resultados: usando técnicas de gamificación, como misiones, niveles, rankings, recompensas virtuales, rangos y estados tipo Facebook, el equipo Deloitte provocó que 46.6% de sus talentos en posición de Gerencia ingresaran todos los días a capacitarse en la academia, mientras que el número de visitas semanales a la plataforma reportó un alza del 36.3%.

Caso Training Crush: la dulce estrategia para crear adicción por los cursos en tiempo récord

¿Tú también eras de las personas que se la pasaba jugando Candy Crush por horas? Y de seguro también te emocionaba cada vez que salía la voz grave y seductora diciendo: “Delicious” o “Tasty”

Bueno, una empresa con información más clasificada que cualquier informe del FBI nos compartió que su programa de capacitaciones tradicionales ya no era del todo útil para sus colaborador@s y que los cursos ya no calaban por falta de engagement (sobre todo las sesiones presenciales, muy tediosas cuando son encabezadas por una persona leyendo un Power Point a rajatabla). Por lo tanto, un nuevo estímulo era necesario, ¡Y qué mejor cambio que un juego!

Cuando tomamos a consideración que 65% de las personas adultas son gamers y que, en los últimos años, la mayor audiencia de videojuegos para dispositivos celulares tiene entre 40 y 60 años de edad, esta “empresa anónima” convirtió cada unidad de aprendizaje en un mundo de Candy Crush con minijuegos diseñados específicamente para entrenar habilidades gerenciales.

Al superar un nivel (y por ende, desarrollar nuevas aptitudes de negocio), el personal se quedaba “con ganas del postre” y seguía desbloqueando nuevos mundos y fue tal el grado de adicción a los caramelos que, en tan solo un mes, se alcanzó el 75% de los objetivos de formación de todo un año. Sweet!

Caso Ford Canadá: la capacitación en Ventas más rápida de la historia para satisfacer al cliente

Cada vez que miras un comercial de Ford, es muy probable que tú también te hayas imaginado disfrutando de la libertad que ofrecen sus productos al volante de una carretera al atardecer, con el ronroneo de un motor de 4 cilindros, música a todo volumen y la melena al viento con aire juvenil.

Aunque para la compañía encargada de estos anuncios, no todo fue miel sobre hojuelas, ya que Ford Canadá tuvo un gran problema relacionado, precisamente, con su oferta publicitaria de vehículos y sus talentos de entre 25 y 35 años de edad.

Resulta que la velocidad de aprendizaje del Equipo Comercial para memorizar los nuevos lanzamientos no coincidía con el ritmo de actualización del catálogo de automóviles, generando pérdidas millonarias por la falta de familiarización con los modelos, planes de financiamiento, tecnologías y aditamentos de sonido.

¡La solución fue muy sencilla! Ford Canadá añadió elementos gamificados a su plataforma de capacitación (como puntuaciones, niveles y sistemas de retroalimentación), mejorando tanto la Experiencia del Usuario que el portal registró un aumento del 417% en el número de visitas y el talento más joven en las redes de distribución fue el primero en “meterle gasolina” para satisfacer las necesidades de la clientela.

Definitivamente, incorporar mecánicas de juego en un plan de formación es de gran ayuda para alcanzar las metas del año en cualquier empresa, ya que adapta la gestión del talento al entorno digital e interactivo en el que se deben mover las organizaciones más innovadoras.

Y tú, ¿Te apuntas a tener a l@s mejores jugadores del mercado con la gamificación de tu proceso formativo?

apithy – Live the learning digital experience!

About Jorge Godínez 3 Articles
Soy actor profesional y comunicólogo con especialidad en Dirección Estratégica Publicitaria y Liderazgo en Arte y Cultura. Estoy seguro de que con un granito de arena pueden mejorar las organizaciones, por eso me involucro activamente para incorporar la perspectiva de género dentro de las empresas y fomentar estrategias de comunicación inclusiva y eficaz.

1 Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*